fbpx
611 448 979

Remedios Naturales y Tratamiento para Piel Seca o Dermatitis Atópica

En este post os daré unos consejos y remedios para el Tratamiento Natural para Piel Seca. En él, quiero resolver todas las dudas y preguntas que sé que te rondan la cabeza, porque probablemente son las mismas que yo me plantee en los momentos que sufrí de Piel Seca.

Tratamiento Natural para Piel Seca: ¡Cuídala!

Tu piel suele presentar tirantez al despertar o al salir de la ducha… sientes tu piel muy incómoda y sufres sensibilidad ocasional, a veces incluso la notas descamada o cuarteada.

¿Te sientes identificada con estas sensaciones? Sin duda, perteneces al club de las pieles secas.

La piel seca suele deberse a una predisposición genética, aunque también en ocasiones puede estar influida por factores externos (climatológicos, ambientales, enfermedades o tratamientos médicos).

tratamiento natural piel seca

Recuerdo que el momento de mi vida en el que más seca he tenido la piel fue durante mi tratamiento oral con “Roacután”, las pastillas que me recetaron para ayudar en mi problema con la rosácea. Sentía la piel a diario tirante y acartonada, se me agrietaban las aletas de la nariz e incluso los labios se hacían llagas.

Tras abandonar el tratamiento la piel fue mejorando y equilibrándose de nuevo.

Pero más tarde, a partir de los 30 años mi piel volvió a sufrir un gran cambio ya que empezó a producir menos cantidad de sebo. Si esto también te está ocurriendo a ti, debes saber que es normal, puesto qué con la edad, tanto las glándulas sudoríparas como sebáceas van perdiendo poco a poco su función.

Se perfectamente lo incómodo que puede resultar a veces este tipo de piel.

Por eso, en este post me gustaría hablaros de cómo cuidarla de forma natural y explicaros cómo a raíz de mi problema con la dermatitis atópica surgió mi deseo de crear un bálsamo especialmente pensado para aliviar las pieles más secas.

Pero antes la pregunta que más solemos plantearnos y más confusión crea…

¿Es lo mismo tener la piel seca que deshidratada?

La piel seca es un “tipo de piel” mientras que la piel deshidratada es una “condición temporal” que se puede dar en todo tipo de pieles en cualquier momento de la vida.

Que tu piel se encuentre deshidratada, es consecuencia de una mala fijación y una pérdida de agua, pero con los correctos cuidados, es un estado totalmente reversible.

Mientras qué si tu piel es seca, es porque presenta de forma permanente un desequilibrio de agua y lípidos en la capa superior de tu epidermis.

Es lógico que haya confusión, puesto que es evidente que las pieles secas van a tener una mayor tendencia a la deshidratación, ya que la falta de lípidos que presentan provoca que tengan más dificultad para retener el agua dentro de la dermis, pero la realidad es qué cualquier tipo de piel puede estar deshidratada.

tratamiento piel seca

1. Protegerás el Manto Lipídico

manto lipidico

El manto lipídico es una emulsión de aceite y sudor que cubre la parte exterior de tu epidermis.

Se podría decir, por tanto, que tu piel fabrica su propia crema de forma natural.

Según el porcentaje de aceite de esta crema se realiza la clasificación por tipo de piel más conocida (grasa, mixta, seca).

De esta forma, si tu tipo de piel es seca, se debe a que está emulsión está desequilibrada y presenta muy poca cantidad de grasa (lípidos).

Recuerda siempre que tu manto lipídico es muy importante porque en el radica en el grado de hidratación y el aspecto aterciopelado que tenga tu piel.

Por esta razón, debes tratar de evitar todos los agentes que puedan perjudicarlo o deteriorarlo, por ejemplo: el sol, el viento, la calefacción, la contaminación, productos tóxicos como el tabaco o el alcohol o también productos cosméticos o de higiene que lo debilitan.

2. Amarás las Texturas en Bálsamo

Como hemos visto, una piel seca es una piel mal nutrida y que presenta un desequilibrio.

Por tanto, lo mejor que puedes hacer para cuidarla y embellecerla es volver a equilibrarla.

Si a tu piel seca le falta esa parte de lípidos (grasa) ¿qué deberás darle? Pues lo más lógico, es que le aportes elementos grasos lo más parecidos posibles a la composición lipídica de tu propia piel.

Sin duda, uno de tus mejores aliados para ello serán los bálsamos, ya que sus aceites y mantecas naturales son completamente afines por tu piel y suplen esa importante carencia de lípidos que presenta.

La clave principal es buscar siempre texturas ricas que sean muy nutritivas y protejan tu piel a diario.

Por eso, pensando en la necesidad de estas pieles nació el bálsamo sunshine dónde quise reunir dos de las mantecas más nutritivas y reparadoras que existen como son la manteca de karite y la de Cacao. Este tipo de textura te resultará perfecta para aliviar la tirantez y descamación y además es maravilloso notar como se funde lentamente con tu piel para suavizarla, regenerarla y devolverle la calma. Sin duda es gran tratamiento natural para piel seca.

3. Adorarás los Aceites Vegetales

Una de las principales características de estas pieles es que suelen presentar un aspecto pálido y desvitalizado. Por eso, es importantes que utilices a diario aceites específicos para dar luminosidad y vitalidad. Te enamorarás de los efectos de los aceites vegetales ya qué al mejorar la barrera epidérmica, aumentarán las tasas de hidratación de tu piel y esto se traducirá en una gran sensación de suavidad y jugosidad.

aceites vegetales

Para ayudar a este tipo de pieles quise crear el serum sunshine, para el cuál elegí aceites que resultaran idóneos para aportar luz y buen tono al rostro como son el albaricoque, el espino amarillo o la zanahoria.

Además, debes saber qué si tu piel es de este tipo, por desgracia, sufrirá antes que las demás el paso del tiempo, ya que su tendencia natural es a que se marquen las arrugas y líneas de expresión.

Por eso, el uso de los aceites vegetales adecuados te ayudará a mejorar el aspecto de tu piel dejándola más rellena y nutrida para conseguir disimular estos signos y finas líneas debidas a la sequedad.

Piel Extremadamente Seca: la Dermatitis Atópica

Si no se aplican los cuidados necesarios, la piel seca puede llegar a provocar dermatitis atópica una enfermedad alérgica qué en casos extremos, puede causar grietas o fisuras que al abrirse pueden llegar a infectarse.

Aquellos que nos hemos visto afectados por esta enfermedad solemos presentar un sistema inmune muy reactivo.

Si tu piel es atópica, es porque  carece de los factores hidratantes naturales de la piel, como los aminoácidos, y además porque  la formación de lípidos de barrera que protege tu piel es imperfecta.

Estos factores conllevan que tu barrera cutánea sea muy débil y que los alérgenos del medio ambiente pueden penetrar profundamente en las capas más bajas de tu epidermis y sean propensas a sufrir infecciones.

De esta forma, cuando los alérgenos llegan estimulan tu sistema inmune, que reacciona de manera exagerada. Esta reacción es la que provoca que aparezcan los síntomas tan típicos y molestos del ezcema atópico que conocerás a la perfección si eres de las que lamentablemente lo sufre: el picor, la inflamación y la supuración.

¿Qué hacer? Podemos usar productos que alivien estos efectos y tratar de reducir y prevenir los brotes con productos con ingredientes muy emolientes.

Un ingrediente muy especial para mí es el aceite de borraja. De pequeña, el dermatólogo me hizo probar muchísimos productos diferentes para intentar controlar mi dermatitis. Un día, nos recomendó probar con el aceite de borraja y nunca se me olvidará la sensación de haber encontrado por fin algo que funcionaba y de ver como empezaba a cambiar mi piel.

piel extremadamente seca dermatitis atopica

En aquel momento, pensé en aquel ingrediente como algo mágico, y aunque con el tiempo vi que la dermatitis es algo más complicado, este aceite se convirtió en un indispensable para mí. Por eso, quise crear un bálsamo para nutrir y aliviar este tipo de pieles e incluir la borraja como uno de sus protagonistas ya que es un ingrediente indispensable para mantener la estructura celular de la piel en perfecto estado gracias a su elevado contenido en ácidos grasos esenciales, Omega 3 y Omega 6.

Lo combiné además con ingredientes suaves, emolientes y antiinflamatorios como la caléndula, la lavanda y la manzanilla romana para conseguir que fuera efectivo y beneficioso incluso para las pieles más delicadas y sensibles como la de los niños.

1. Evita Siempre Lavar tu Rostro con Jabón

tratamiento dermatitis atopica

Si tu piel es seca, piensa que la limpieza con jabón dejará tu piel desnuda y desprotegida además de poder alterar su PH ácido natural.

Lo ideal, es que tus productos de higiene personal no sean agresivos con tu piel, es decir, que no lleven detergentes y sí lleven en cambio ingredientes activos, que enriquezcan el factor de hidratación natural de la piel.

¿Una buena alternativa? comenzar a realizar una limpieza suave diaria con un bálsamo facial. Esta es una opción más respetuosa, ya que es lo bastante suave como para no eliminar los lípidos de tu piel y no alterar la barrera cutánea.

Recuerda no abusar tampoco de los productos de exfoliación o de productos astringentes.

2. Cuidado con las Aguas Duras o Demasiado Calientes

El agua del grifo de ciertas zonas puede resultar demasiado dura por su alto contenido en carbonato cálcico y estar resecando mucho tu piel.

Por otro lado, los baños o duchas con agua demasiado caliente hacen que se abran mucho los poros y aceleran la evaporación de agua de la dermis. Esto provoca deshidratación y que empeore esa sensación de tirantez e incomodidad.

¿Un pequeño truco? aplícate una pequeña cantidad de tu bálsamo o aceite facial antes de entrar en la ducha. De esta manera, crearás una fina película sobre tu piel que la protegerá de los efectos negativos del agua sobre tu piel seca.

3. Elige Bálsamos o Aceites Faciales para Proteger tu Piel Todo el Año

aceites faciales para pieles sensibles

El viento, la calefacción, el clima extremo…convierte los bálsamos y aceites en tus mejores aliados para proteger tu piel a diario de las condiciones ambientales o climáticas desfavorables.

La gama sunshine fue pensada para que disfrutes de productos multifunción y un buen aliado como tratamiento natural para piel seca, a los que podrás dar mil usos: aplícalos generosamente sobre las zonas más secas de tu rostro o tu cuerpo: manos, labios, ezcemas…

¿Otra ventaja? Debido a su contenido en aceites ricos en carotenoides como la zanahoria o el espino amarillo, son ideales también para usarlos como tratamiento post solar, ya que te ayudan a regenerar y mejorar el estado de tu piel dañada a la vez que consiguen mantener y prolongar un bronceado saludable.

¿Tienes más dudas sobre la piel seca o sobre como utilizar los productos Poetics en tu rutina diaria?
¡Me encantará leerte y poder ayudarte a que encuentres un ritual adecuado para tu tipo de piel!

*La información que se publica en esta página no debe ni pretende sustituir la información y los consejos proporcionados por los médicos y dermatólogos.